El plan de formación profesional y empleo de la rioja persigue un amplio consenso para mejorar el aprendizaje y facilitar la inserción laboral.

El consejero de Educación, Formación y Empleo de La Rioja, Abel Bayo, ha resaltado que el Plan de Formación y Empleo 2016-2019 nace con la vocación de “lograr un amplio consenso para mejorar el aprendizaje y la capacitación de las personas y facilitar la inserción en el mercado de trabajo”. Este plan contempla una inversión de 183,7 millones de euros durante los cuatro ejercicios.

Abel Bayo ha trasladado este mensaje durante su comparecencia ante la Comisión de Educación, Formación y Empleo del Parlamento de La Rioja para presentar el borrador de este documento que ha sido elaborado por el grupo de trabajo constituido por el Gobierno de La Rioja, la Federación de Empresarios y UGT y CCOO en el marco del diálogo social y que fue sometido al contraste de una treintena de instituciones, entidades profesionales y sociales, así como a directores y personal docente de centros de formación públicos y privados.

El consejero de Educación ha destacado que “por primera vez las competencias de formación y empleo coinciden en un mismo departamento del Ejecutivo riojano, lo que resulta una magnífica oportunidad para adoptar un enfoque integrador para aprovechar mejor los recursos de la formación profesional y reforzar las políticas activas de empleo”.

Este plan toma como referencia los objetivos generales recogidos en las estrategias comunitarias y nacionales (Estrategia Europa 2020, Programa Operativo del Fondo Social Europeo para La Rioja, Programa Nacional de Reformas y Estrategia Española de Activación) y parte de un amplio análisis de la situación socioeconómica de La Rioja. De esta forma, el plan dedica especial atención a los colectivos con más dificultades para encontrar empleo, caso de los jóvenes, mujeres y parados de larga duración.

“Todos coincidimos en la necesidad de configurar una oferta formativa y unos servicios de empleo más flexibles, personalizados y adaptados a las necesidades de cada persona”, ha destacado Abel Bayo, para quien también resulta prioritario estrechar los vínculos entre la formación y el sistema productivo y hacer compatible la formación con el trabajo remunerado.

El plan contempla 11 objetivos generales y 24 objetivos específicos que se desarrollan en 59 acciones entre los que figuran los planteamientos de la Estrategia Europa 2020 y del marco estatal, y se añaden tres cuestiones de especial importancia en La Rioja: aprovechar la estructura de clusters, mejorar la cualificación de la población activa y desarrollar la Formación Profesional Dual.

El plan se articula en dos partes complementarias: Sistema de Formación Profesional, que incluye tanto el ámbito educativo como el laboral; e Intermediación y Política Activa de Empleo, que incluye la orientación profesional, la inserción y la intermediación. El contenido se estructura teniendo en cuenta las grandes áreas de planificación y actuación, es decir, el contexto estratégico, los objetivos, los servicios y programas, la gobernanza social y la evaluación.

Además, pretende mejorar la interrelación entre los diferentes subsistemas y modalidades de FP y, esencialmente, entre todos ellos y el empleo, y alcanzar el mayor grado de consenso posible en la formulación del propio Plan desde el punto de vista técnico, social y político, para que las acciones públicas y privadas se orienten hacia los objetivos estratégicos mayoritariamente compartidos.

A partir de esta presentación se abre un periodo para que los grupos políticos que conforman el Parlamento realicen sugerencias. Posteriormente, se convocará la Mesa del Diálogo Social, que revisará la última versión del proyecto para, finalmente, pasar a su aprobación por el Consejo de Formación Profesional de La Rioja.