Empleo crea un fondo para reutilizar el dinero no gastado de la formación

El Gobierno ha aprobado la reutilización de 32 millones de euros que no se desembolsaron en 2015 pese a estar destinados a la formación de empleados. De esta forma, se crea un fondo que se financiará con las cuotas que pagan las empresas y trabajadores para la formación de ocupados, las cuales ascienden al 0,7% de la base salarial.

Los remanentes se acumularán todos los años y podrán gastarse a razón de varios ejercicios en lugar de tener que desembolsarse en un solo año o perderse. Es decir, Empleo básicamente ha constituido la hucha para la formación profesional en el trabajo. La idea consiste en que las prisas por no perder los fondos llevan, en ocasiones, a gastar en cursos sin la adecuada planificación. De esta manera, los fondos seguirán ahí incluso si no se usan, lo que a juicio del Ministerio permitirá elaborar planes más efectivos a medio y largo plazo.

Al incorporar estos 32 millones, la convocatoria para formación de los años 2016 y 2017 asciende en su conjunto a 250 millones euros, la mayor concedida hasta la fecha. En parte, ésta es tan elevada porque el año pasado no se efectuó ninguna debido a que aún se estaba perfilando la normativa.

Aunque patronal y sindicatos celebran estas medidas, las críticas al sistema abundan. En primer lugar, recuerdan que en realidad habría que rescatar más dinero de la convocatoria que no se hizo en 2015. Además, creen que la normativa se ha endurecido tanto que hay entidades que no logran cumplir con los requisitos o que no ven rentable impartir los cursos. “El sistema exige la presentación de avales y los anticipos no se liquidan hasta dos años después. Muchos que se dedicaban a la formación consideran que no les sale a cuenta seguir haciéndolo. Va a sobrar dinero y por eso han tenido que poner en marcha la reanualización de los fondos”, afirma una fuente patronal.

Fuente: Diario El País.http://economia.elpais.com/economia/2016/07/02/actualidad/1467472645_565132.html

El gobierno riojano facilitará la contratación de trabajadores desempleados con dos nuevos programas de empleo.

El Gobierno riojano pondrá en marcha dos nuevos programas de empleo para financiar la contratación de trabajadores desempleados que realicen obras y servicios de interés general y social promovidos por entidades locales e instituciones sin ánimo de lucro. Los programas se dirigen a desempleados menores de 30 años, dentro del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, y desempleados mayores de 30 años.

Con ello, el Gobierno riojano busca facilitar la inserción en el mercado laboral de los trabajadores desempleados, especialmente de aquellos demandantes con dificultades para encontrar un empleo, ya que se les proporciona experiencia laboral, mejorando su adaptación a las exigencias del mercado de trabajo.

La duración máxima de financiación de los proyectos será de 6 meses y, para los menores de 30, podrá llegar a 9 meses. El Gobierno de La Rioja destinará a estos programas 2,3 millones de euros, el 34,7% se dirigirá a menores de 30 años y el 65,2% restante a la financiación de contratos para los desempleados mayores de 30 años.

Estos programas se llevarán a cabo a través de las corporaciones locales, instituciones sin ánimo de lucro, organismos y universidades riojanas quienes contratarán a trabajadores para que lleven a cabo obras o servicios de interés general. De este modo se insertan en el mercado laboral y obtienen experiencia laboral. Para ello, la Dirección General de Empleo concederá subvenciones a estas entidades.

La concesión de las subvenciones será en régimen de concurrencia competitiva y tendrán prioridad máxima los proyectos que se dediquen a la ejecución de proyectos de I+D+I, la creación de nuevos servicios comunitarios, la atención a personas víctimas de violencia, la atención a niños y/o la tercera edad y a la de personas dependientes.

Por otro lado, tendrán preferencia media los proyectos relacionados con servicios de ocio y culturales, actividades de información, atención y promoción turística, optimización de uso energético y recuperación de restos históricos o arqueológicos. Por último, se tendrán en cuenta los proyectos que posibiliten la conciliación de la vida familiar y laboral, la eliminación de barreras arquitectónicas, el reciclaje y tratamiento de residuos y la adecuación y optimización de redes de agua.

Las subvenciones que se otorguen se destinarán a la financiación parcial de los costes salariales de los trabajadores que sean contratados.

El plazo de presentación de solicitudes por parte de los ayuntamientos y entidades sin fin de lucro será de quince días hábiles a contar a partir del día siguiente a la publicación de estas convocatorias en el Boletín Oficial de La Rioja.

La Dirección General de Empleo seleccionará a los trabajadores de entre los desempleados inscritos en las Oficinas de Empleo de La Rioja que cumplan con los requisitos previstos. Por su parte, las entidades beneficiarias de la subvención solicitarán, en las Oficinas de Empleo de la Dirección General, los trabajadores desempleados necesarios mediante oferta de empleo.

España sufre el mayor aumento de jóvenes ni-nis sin formación de toda europa.

Uno de los efectos de la crisis ha sido el incremento de la proporción de población joven que ni trabaja ni estudia, más conocidos como ni-nis. El hecho de que un joven en paro tampoco estudie compromete su empleabilidad en el futuro por el riesgo de carecer de experiencia profesional, con una formación que pudiera resultar insuficiente en un mercado laboral que, a su vez, demanda cada vez más perfiles especializados.

Los datos de Eurostat muestran que entre 2007 y 2015 en cerca de tres de cada cuatro países europeos dicha tasa se ha incrementado y que el aumento asciende a casi dos puntos porcentuales en el conjunto de la UE, afectando a uno de cada seis jóvenes en total.

En el caso del mercado laboral español el problema es aún más grave pues se sitúa en la octava posición, tan sólo por detrás de países como Macedonia, Turquía, Grecia o Bulgaria, con una tasa del 21% y, lo que es peor, se ha incrementado con la crisis en siete puntos porcentuales. Dicha tasa únicamente se supera en Grecia y Chipre.

Si se compara al mercado español con el de las principales economía de la UE, hasta 2007 existía una clara convergencia, con la excepción de Italia que sufre tradicionalmente de una elevada inactividad entre sus jóvenes. Sin embargo, desde 2008, se ha abierto una brecha, disparándose la proporción de ni-nis en España y sólo compensándose parcialmente durante los dos últimos años.

El detalle de los datos de Eurostat permite, entre otros análisis, comprobar la evolución por grado de formación alcanzado. Mientras que la tasa se sitúa más cerca de la media de la UE entre los jóvenes con formación secundaria, es entre los de formación superior y especialmente entre los de menor formación donde la posición es peor. En este caso, se sitúa en el 12% del total de población joven, sólo Turquía tiene una tasa superior, mientras en ningún país ha crecido tanto -casi cuatro puntos- con la crisis como en España.

Este hecho es especialmente preocupante, dado que se trata del segmento de jóvenes con menor cualificación y, por tanto, de menor empleabilidad. Como se puede observar en el siguiente gráfico, a menor nivel de formación, menor tasa de empleo.

Relacionado con lo anterior -vincular empleo o desempleo y nivel de formación-, una de las causas de que haya jóvenes que ni estudien ni trabajen es el abandono escolar. En este caso, el sistema educativo tampoco sale bien parado en relación con otros países de nuestro entorno, con una de las mayores tasas de abandono, que afecta a uno de cada cinco jóvenes y que se sitúa tan sólo por detrás de países como Turquía o Rumanía.

Por último, si se compara la población juvenil que no sólo ni estudia ni trabaja, sino que no busca un empleo, la foto, sin ser positiva, al menos no es tan desfavorable. El porcentaje de jóvenes que tampoco busca empleo es del 6% en 2015, por debajo eso sí del promedio de la UE que es del 8%. Un porcentaje inferior puede indicar que el problema no es tanto que exista apatía entre los jóvenes, sino que simplemente no consiguen un empleo.

Una estadística similar, pero más extrema, es la que mide la proporción de jóvenes que no desean trabajar: España, con un 4%, se sitúa igualmente en la parte baja en Europa.

En resumen, el mercado laboral en España tiene un problema con los jóvenes que se sitúan fuera del ciclo formativo y del empleo. Más que una cuestión depasotismo, el problema puede residir en una insuficiente formación educativa. En este sentido, una elevada tasa de abandono escolar no hace sino empeorar aún más la situación.

15 nuevos contratos para Julio

Grupo Alejandro Miguel  e Interalia, firman un convenio para la contratación de 15 nuevos trabajadores en régimen de Formación y Aprendizaje.

Grupo Alejandro  Miguel,  empresa 100% riojana elige  esta metodología de contratación en la cual se mezcla la formación especializada  con el trabajo, por tanto apuesta por tutorizar  a las personas hasta su madurez laboral.

 

El proyecto tiene una duración de tres años en los que los trabajadores

  • obtendrán tres titulaciones oficiales especificas del sector.
  • cobraran por el trabajo efectivo realizado.
  • cotizaran a la Seguridad Social por el 100% de la jornada.

Grupo Alejandro MIguel es la primera  empresa de La Rioja que realiza este tipo de contratación con formación presencial, muy similar a la “dual alemana”. Es un ejemplo mas de que en nuestra comunidad hay organizaciones que creen en la formación de sus trabajadores, entidades innovadoras que invierten es el valor mas importante de todos, el valor humano.

 

Inscríbete aquí

 

 

 

 

El plan de formación profesional y empleo de la rioja persigue un amplio consenso para mejorar el aprendizaje y facilitar la inserción laboral.

El consejero de Educación, Formación y Empleo de La Rioja, Abel Bayo, ha resaltado que el Plan de Formación y Empleo 2016-2019 nace con la vocación de “lograr un amplio consenso para mejorar el aprendizaje y la capacitación de las personas y facilitar la inserción en el mercado de trabajo”. Este plan contempla una inversión de 183,7 millones de euros durante los cuatro ejercicios.

Abel Bayo ha trasladado este mensaje durante su comparecencia ante la Comisión de Educación, Formación y Empleo del Parlamento de La Rioja para presentar el borrador de este documento que ha sido elaborado por el grupo de trabajo constituido por el Gobierno de La Rioja, la Federación de Empresarios y UGT y CCOO en el marco del diálogo social y que fue sometido al contraste de una treintena de instituciones, entidades profesionales y sociales, así como a directores y personal docente de centros de formación públicos y privados.

El consejero de Educación ha destacado que “por primera vez las competencias de formación y empleo coinciden en un mismo departamento del Ejecutivo riojano, lo que resulta una magnífica oportunidad para adoptar un enfoque integrador para aprovechar mejor los recursos de la formación profesional y reforzar las políticas activas de empleo”.

Este plan toma como referencia los objetivos generales recogidos en las estrategias comunitarias y nacionales (Estrategia Europa 2020, Programa Operativo del Fondo Social Europeo para La Rioja, Programa Nacional de Reformas y Estrategia Española de Activación) y parte de un amplio análisis de la situación socioeconómica de La Rioja. De esta forma, el plan dedica especial atención a los colectivos con más dificultades para encontrar empleo, caso de los jóvenes, mujeres y parados de larga duración.

“Todos coincidimos en la necesidad de configurar una oferta formativa y unos servicios de empleo más flexibles, personalizados y adaptados a las necesidades de cada persona”, ha destacado Abel Bayo, para quien también resulta prioritario estrechar los vínculos entre la formación y el sistema productivo y hacer compatible la formación con el trabajo remunerado.

El plan contempla 11 objetivos generales y 24 objetivos específicos que se desarrollan en 59 acciones entre los que figuran los planteamientos de la Estrategia Europa 2020 y del marco estatal, y se añaden tres cuestiones de especial importancia en La Rioja: aprovechar la estructura de clusters, mejorar la cualificación de la población activa y desarrollar la Formación Profesional Dual.

El plan se articula en dos partes complementarias: Sistema de Formación Profesional, que incluye tanto el ámbito educativo como el laboral; e Intermediación y Política Activa de Empleo, que incluye la orientación profesional, la inserción y la intermediación. El contenido se estructura teniendo en cuenta las grandes áreas de planificación y actuación, es decir, el contexto estratégico, los objetivos, los servicios y programas, la gobernanza social y la evaluación.

Además, pretende mejorar la interrelación entre los diferentes subsistemas y modalidades de FP y, esencialmente, entre todos ellos y el empleo, y alcanzar el mayor grado de consenso posible en la formulación del propio Plan desde el punto de vista técnico, social y político, para que las acciones públicas y privadas se orienten hacia los objetivos estratégicos mayoritariamente compartidos.

A partir de esta presentación se abre un periodo para que los grupos políticos que conforman el Parlamento realicen sugerencias. Posteriormente, se convocará la Mesa del Diálogo Social, que revisará la última versión del proyecto para, finalmente, pasar a su aprobación por el Consejo de Formación Profesional de La Rioja.