El plan de formación profesional y empleo de la rioja persigue un amplio consenso para mejorar el aprendizaje y facilitar la inserción laboral.

El consejero de Educación, Formación y Empleo de La Rioja, Abel Bayo, ha resaltado que el Plan de Formación y Empleo 2016-2019 nace con la vocación de “lograr un amplio consenso para mejorar el aprendizaje y la capacitación de las personas y facilitar la inserción en el mercado de trabajo”. Este plan contempla una inversión de 183,7 millones de euros durante los cuatro ejercicios.

Abel Bayo ha trasladado este mensaje durante su comparecencia ante la Comisión de Educación, Formación y Empleo del Parlamento de La Rioja para presentar el borrador de este documento que ha sido elaborado por el grupo de trabajo constituido por el Gobierno de La Rioja, la Federación de Empresarios y UGT y CCOO en el marco del diálogo social y que fue sometido al contraste de una treintena de instituciones, entidades profesionales y sociales, así como a directores y personal docente de centros de formación públicos y privados.

El consejero de Educación ha destacado que “por primera vez las competencias de formación y empleo coinciden en un mismo departamento del Ejecutivo riojano, lo que resulta una magnífica oportunidad para adoptar un enfoque integrador para aprovechar mejor los recursos de la formación profesional y reforzar las políticas activas de empleo”.

Este plan toma como referencia los objetivos generales recogidos en las estrategias comunitarias y nacionales (Estrategia Europa 2020, Programa Operativo del Fondo Social Europeo para La Rioja, Programa Nacional de Reformas y Estrategia Española de Activación) y parte de un amplio análisis de la situación socioeconómica de La Rioja. De esta forma, el plan dedica especial atención a los colectivos con más dificultades para encontrar empleo, caso de los jóvenes, mujeres y parados de larga duración.

“Todos coincidimos en la necesidad de configurar una oferta formativa y unos servicios de empleo más flexibles, personalizados y adaptados a las necesidades de cada persona”, ha destacado Abel Bayo, para quien también resulta prioritario estrechar los vínculos entre la formación y el sistema productivo y hacer compatible la formación con el trabajo remunerado.

El plan contempla 11 objetivos generales y 24 objetivos específicos que se desarrollan en 59 acciones entre los que figuran los planteamientos de la Estrategia Europa 2020 y del marco estatal, y se añaden tres cuestiones de especial importancia en La Rioja: aprovechar la estructura de clusters, mejorar la cualificación de la población activa y desarrollar la Formación Profesional Dual.

El plan se articula en dos partes complementarias: Sistema de Formación Profesional, que incluye tanto el ámbito educativo como el laboral; e Intermediación y Política Activa de Empleo, que incluye la orientación profesional, la inserción y la intermediación. El contenido se estructura teniendo en cuenta las grandes áreas de planificación y actuación, es decir, el contexto estratégico, los objetivos, los servicios y programas, la gobernanza social y la evaluación.

Además, pretende mejorar la interrelación entre los diferentes subsistemas y modalidades de FP y, esencialmente, entre todos ellos y el empleo, y alcanzar el mayor grado de consenso posible en la formulación del propio Plan desde el punto de vista técnico, social y político, para que las acciones públicas y privadas se orienten hacia los objetivos estratégicos mayoritariamente compartidos.

A partir de esta presentación se abre un periodo para que los grupos políticos que conforman el Parlamento realicen sugerencias. Posteriormente, se convocará la Mesa del Diálogo Social, que revisará la última versión del proyecto para, finalmente, pasar a su aprobación por el Consejo de Formación Profesional de La Rioja.

El gobierno prorroga un año el programa de activación para el empleo y garantiza la continuidad del “Prepara”.

El Consejo de Ministros, a propuesta de la ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones, Fátima Báñez, ha acordado este viernes la prórroga, con efectos hasta el 15 de abril de 2017, del Programa de Activación para el Empleo.

A su vez, para facilitar que el programa atienda a quienes cumplen todos los requisitos salvo el vigente en la redacción actual de estar inscrito como demandante de empleo el 1 de diciembre de 2014, se amplía el colectivo potencialmente beneficiario a los inscritos a 1 de abril de 2016.

Asimismo, se ha acordado mantener la prórroga automática del Programa de Recualificación para el Empleo (PREPARA) hasta que la tasa de paro no baje del 18%, en lugar del 20% fijada hasta ahora.

El Programa de Activación para el Empleo es fruto del acuerdo firmado entre Gobierno e interlocutores sociales el 15 de diciembre de 2014, para mejorar la empleabilidad y dotar de nuevas oportunidades a los trabajadores desempleados con mayor dificultad de inserción.

Como consecuencia del citado Acuerdo, se aprobó el Real Decreto-ley 16/2014, de 19 de diciembre, por el que se regula el Programa de Activación para el Empleo. Este programa es extraordinario, específico y se dirige a los trabajadores desempleados de larga duración que se encuentren en una situación de especial necesidad.

Este programa comprende la realización de políticas activas de empleo con la finalidad de aumentar las oportunidades de retorno al mercado laboral de los beneficiarios, las cuales se gestionan por los Servicios Públicos de Empleo de las Comunidades Autónomas y se acompaña de una prestación económica de desempleo por importe del 80% del IPREM (426 euros), que se gestiona por el Servicio Público de Empleo Estatal.

Gracias a este programa, a fecha de 31 de marzo de 2016 se ha atendido a 161.583 desempleados de larga duración. A todos ellos se les ha realizado un Itinerario Personalizado de Inserción.

Además se han beneficiado de la prestación económica de 426 euros casi 100.000 personas (99.410).

Un 16% de los beneficiarios de la prestación han sido insertados en el mercado laboral (15.212), con datos de febrero. Y, a su vez, el porcentaje de colocaciones sobre beneficiarios alcanza el 23% de media, superándose el 30% en algunas CCAA.

El programa incluye como novedad destacada la posibilidad de compatibilizar la prestación con la remuneración recibida al trabajar por cuenta ajena, con el fin de facilitar la inserción de un colectivo con especiales dificultades para insertarse en el mercado de trabajo.

Así el 87% de las personas contratadas, acogidas a la compatibilidad, han mantenido su empleo tras finalizar el programa.

El Programa Prepara fue prorrogado el pasado 15 de febrero hasta el próximo 15 de agosto de este año, si bien con la rebaja del límite de la tasa de paro del 20% al 18% se asegura su mantenimiento con posterioridad a esta fecha.

El objetivo de este programa es mejorar la empleabilidad de los parados de larga duración o aquéllos con responsabilidades familiares. Para ellos, los Servicios Públicos de Empleo desarrollan itinerarios personalizados de inserción en función de las características de cada beneficiario durante un periodo de 6 meses.

Se contempla además una ayuda económica de acompañamiento de 400 euros mensuales. Desde la reforma de Programa, en agosto de 2012, esta cantidad se eleva a 450 euros para aquellos beneficiarios con responsabilidades familiares.

Desde el inicio de la Legislatura recién concluida, es decir, desde diciembre de 2011 hasta el momento actual, el Plan PREPARA ha beneficiado a más de 650.000 personas.

Más de 70.254 desempleados con responsabilidades familiares han percibido la ayuda económica ampliada de 450 euros introducida en 2012.

Un plan integral de empleo fomentará la contratación de mayores de 45 años en la rioja.

El Gobierno regional prepara un Plan Integral de Formación Profesional y de Empleo que presentará este mes en el Parlamento y que incluye medidas como un ‘cheque senior’ para las empresas que contraten a mayores de 45 años.

El consejero de Empleo, Abel Bayo, ha adelantado hoy algunas de las líneas de este plan, que tratará de reforzar la tendencia observada en los últimos meses de descenso del paro y que sitúa a La Rioja durante el mes de enero como la comunidad con mejor evolución interanual de todo el conjunto nacional, con 3.310 desempleados menos que en enero de 2015.

Así, este plan también busca impulsar la acreditación de competencias y el reconocimiento de la experiencia laboral e incluirá un programa para que mejoren su empleabilidad los menores de 25 años.

También se hará especial hincapié en la FP dual “como puerta al empleo” y habrá un programa relacionado con la recualificación profesional y otro dirigido a entidades locales que favorezcan la contratación.

La mitad de los desempleados riojanos son mayores de 45 años que, en la mayoría de las ocasiones, son también parados de larga duración, por lo que este plan incluirá políticas activas destinadas a este colectivo, como el ‘cheque senior’, que implicará una ayuda directa a las empresas que contraten mayores de 45.