La mano de obra, el lastre de los agricultores: «El campo ya no es atractivo»

0
274

Una falta de personal que también se palpa durante las vendimias, obligando a mecanizar en muchas ocasiones la recolección. Además, a veces el tiempo no acompaña y está por la labor de complicar más si cabe la gestión de la cosecha, como ya ocurrió la campaña anterior, cuando los astros se aliaron para que gran parte de Rioja sacase prácticamente a la vez los cestos y corquetes.

Muchas cuadrillas llegadas de otras comunidades tenían pensado pasar por las viñas de Alfaro o Tudelilla antes de llegar a Rioja Alta, pero todo se aceleró y la vendimia en la denominación se unificó. Por no hablar de que muchos trabajadores desplazados desde el sur tuvieron que regresar a sus casas antes de lo esperado para comenzar con la recolección de la oliva. Todo esto intensificó la mecanización de la campaña, que cada año ocupa mayor superficie. Pero hay tareas para las que no existe maquinaria alguna.

Mejora tu empleabilidad, fórmate con nosotras: