Cómo buscar trabajo mientras estás en otro (sin que tu jefe lo note)

0
80

Ante la creciente ola de insatisfacción laboral preguntamos a dos expertas en RRHH, captación de talento y cultura empresarial consejos prácticos para mover LinkedIn de manera eficaz pero discreta, herramientas para gestionar la incertidumbre y otras claves para cambiar de empleo.

La próxima vez que estés en el trabajo mira a tu alrededor. Puede que trabajes en una oficina, en una fábrica, de cara al público, en una empresa más o menos grande, no importa. A simple vista parece un día más, todos centrados en sus tareas, pero dentro de ti una voz te pregunta si quieres seguir ahí, si tendrías opciones en otro lugar. ¿Existe algo más ahí fuera? No eres el único: tres de cada diez están pensando exactamente lo mismo.

Según una reciente encuesta de Infojobs un 27% de los empleados españoles planea mudar de empleo en los próximos años. Que un tercio de los españoles quiera cambiar de trabajo a corto plazo es una cifra sin precedentes. El estrés de la pandemia se ha sumado otros problemas que venían arrastrados como la falta de conciliación, los bajos salarios o la poca vinculación con el trabajo. Aquí no hablamos de una Gran Renuncia como en EE:UU., donde el año pasado cerca de 50 millones de trabajadores decidieron abandonar su empleo, o en Italia, donde afectó a más de un millón de empleados. Aquí fueron tan solo 30.000, una “dimisión discreta” en comparación, pero cada vez más estudios apuntan que no es por no compartir insatisfacciones sino por el mercado que nos rodea: a finales de 2021 nuestra tasa de paro era del 13%. «La situación en España es muy distinta porque si el trabajador abandona su puesto de trabajo no tiene grandes garantías de conseguir otro, salvo que hablemos de sectores o puestos de trabajo muy demandados», señala Mónica Pérez, directora de Comunicación y Estudios de InfoJobs. “En cualquier caso, no cabe duda de que se está produciendo un cambio de mentalidad en lo que se refiere a las prioridades del profesional español”. La cifra de quienes lo quieren dejar es histórica: bien por salud mental (32%), por las condiciones económicas (27%), por la experiencia de dedicarse a algo diferente (26%) o por la conciliación entre la vida personal y laboral (24%).

 
Mejora tu empleabilidad, recíclate formándote con nosotras.