A paso de tortuga, la lenta recuperación del empleo juvenil

0
396
Un joven trabajando en un taller / EFE

Un informe de la OIT señala a la juventud como uno de los colectivos más afectados por la pandemia, en España el panorama es «penoso», incierto y precario.

Hermosa juventud, tremendo panorama. Los jóvenes tienen difícil eso de “ocuparse y no preocuparse”. Aquellos que perdieron su trabajo o que no llegaron a incorporarse a un empleo por culpa de la crisis del coronavirus corren el riesgo de sufrir un duro retraso para entrar a trabajar. Eso es lo que se desprende del informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado este jueves.

Y no se trata solo de haber perdido el empleo, si se tenía. La pandemia también ha trastocado la calidad y cantidad de formación que recibieron, especialmente las niñas, un hecho que repercutirá de manera negativa en su formación y progreso educativo. En definitiva, afectará a su preparación frente a la vida en general.

La recuperación será, a todas luces, lenta. En 2022 se espera que los jóvenes desempleados de entre 16 y 24 años en el mundo sean 73 millones, apenas dos millones menos que en 2021. Para este año, en Europa, se espera que el porcentaje de desempleo juvenil rebase en 1,5 puntos a la media mundial y alcance el 16,4%, pudiendo variar debido a la guerra de Ucrania.

 
Mejora tu empleabilidad, fórmate con nosotros.