El primer paso en la carrera de fondo del empleo en la era de la formación continua

0
279
Randstad Research y la Fundación Universitaria San Pablo CEU han presentado un estudio sobre la empleabilidad de los universitarios donde se constata que cinco años después de graduarse, cerca de un 90% de los egresados universitarios está trabajando. «La tasa de paro de los profesionales con estudios universitarios puede variar entre el 2,3 y el 14%, dependiendo del grado elegido», puede leerse en el informe en el que también se señala que los empleos que más se demandarán en los próximos años son los especialistas en IA y los ingenieros en energías renovables. Además, resalta que la proporción de jóvenes activos en España con alta cualificación se sitúa en un 54,4% del total, mientras que la media europea es del 43,4%. Sin embargo, la tasa de paro para este segmento es el 14% en nuestro país frente al 6,5% de media europea.

El factor laboral es decisivo al elegir un grado, pero los expertos subrayan que no debe ser el único, especialmente en un contexto tan cambiante como el actual

Belén Rodrigo informa para ABC.es: «En la elección de la carrera hay casi siempre un pensamiento sobrevolando la cabeza de los candidatos , que no es otro que el de la empleabilidad. Estudiar algo en lo que en un futuro pueda trabajar es el deseo de cualquier futuro universitario. Un deseo fácil de cumplir, cuando hablamos de unas determinadas áreas de formación mientras que en otras es casi una misión imposible. «La empleabilidad es uno de los criterios que preocupan a los estudiantes y a sus familias a la hora de elegir sus estudios, pero no es el único y, además, es necesario tener en cuenta algunas consideraciones», explica María Concepción García, vicerrectora de Empleabilidad y Emprendimiento de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Entre ellas que ni siempre la información que se ofrece sobre las oportunidades de inserción laboral de unos estudios no es precisa y a la vez es cambiante. A lo que hay que añadir «la gran volatilidad actual del mercado laboral, con cambios que se suceden con una velocidad vertiginosa, recomiendan tomar los datos de empleabilidad como criterio adicional, pero no exclusivo ni preponderante».

No obstante, García reconoce que la empleabilidad de los grados tiene, en algunas personas, un gran peso a la hora de elegir. «Hay individuos más vocacionales y otros que tienen intereses más materiales. Ambas posiciones son positivas, aunque diferentes», subraya. Por otra parte, durante su etapa universitaria, las personas se desarrollan y maduran y con ellas sus oportunidades, su visión del componente laboral de las enseñanzas que han recibido, «lo que les permite avanzar hacia caminos que inicialmente desconocían y que pueden convertirse en preferencias y elecciones», puntualiza.

Zulima Cuadros, responsable de Estrategia de Candidato de ManpowerGroup cree que cada vez hay más jóvenes conscientes de la importancia de elegir una carrera profesional que les ofrezca oportunidades reales de empleo, no sólo a nivel universitario, también con los grados de la FP. «No obstante, hay que tener en cuenta que el modelo tradicional en el que tras la etapa formativa venía la carrera profesional ya no sirve. Hoy en día es necesario, en todo tipo de perfiles, mantenerse en constante formación –con upskilling y reskilling–, ya que en todos los sectores hay constantes avances, muchos de ellos relacionados con la tecnología, que hacen necesaria una actualización a lo largo de toda la carrera para garantizar esa empleabilidad».

Leer más: https://www.abc.es/economia/formacion/primer-paso-carrera-fondo-empleo-era-formacion-20230709144600-nt.html

Fórmate e inscríbete ahora: 638 237 319 (además ponemos en marcha nuevos cursos continuamente)